Blog -

¿Qué hacer cuando se rompe una amistad? en Valencia

¿Qué hacer cuando se rompe una amistad?

    Últimamente, se habla mucho del concepto de familia elegida. Empezamos a darle un valor mayor a las relaciones personales que escogemos y que nos encontramos por nuestro camino.

    Pese a ello, en nuestra sociedad se sigue jerarquizando las relaciones afectivas como si unas fueran más importantes que otras, incluso como un fracaso si llegada a cierta edad no tenemos un tipo de relaciones, como es el caso de la de pareja.

    En esta jerarquía la amistad parece que debe considerarse un vínculo de menor importancia a la familia o pareja, menospreciando los problemas que pueden venir derivados de la pérdida de amistades.

    Siempre se habla de las rupturas en el ámbito de las relaciones de pareja, pero qué pasa cuando perdemos un amigo o amiga.

    Que se rompa una amistad que era significativa e importante en nuestras vidas puede doler tanto como una ruptura en el amor.

    Los amigos/as suelen ser grandes pilares en nuestra vida, un soporte emocional, recuerdos compartidos, experiencias, crecimiento, cambio y apoyo. Las amistades también pueden romperse y no solemos ponerle nombre y darle visibilidad a ese duelo.

    ¿Qué es la amistad?

    Entendemos la amistad como un tipo de relación social en la que se establece un vínculo afectivo que se caracteriza por el interés mutuo y la duración en el tiempo.

    En la amistad ambas personas se sienten a gusto, en confianza, comparten experiencias, emociones y sienten satisfacción cuando comparten su tiempo.

    Existen muchas formas de amistad y para nada podemos catalogar este tipo de relación social en unas características fijas.

    Podemos hablar de amistades que se ven todos los días y hablan a todas horas. Podemos hablar de amistades que se ven cuando pueden, por las circunstancias personales de cada una. Amistades que basan sus pilares en aficiones y gustos compartidos. Amistades que forjan su vínculo por el tiempo y experiencias compartidas.

    Lo que sí que está claro es que la amistad, debería implicar interés mutuo, la búsqueda del bienestar de ambas personas, la comunicación, la seguridad y la intimidad. Tener la certeza de que somos y son un espacio seguro.

    Y todo esto, como en cualquier relación social, puede cambiar, romperse, verse traicionado o acabarse.

    Causas de ruptura de una amistad

    Existen muchos motivos por los que una amistad podría terminar, al igual que muchas formas de experimentarla y sentirla.

    Todo esto depende de las personas que la componen, pero también de sus vidas y sus otras relaciones personales.

    Puede que las circunstancias de nuestra vida nos alejen paulatinamente de esa persona. Podemos emprender proyectos de vida completamente contrarios que nos resten tiempo para dedicarle y mantenerla. Podemos cambiar de gustos o de intereses y que no queramos seguir compartiendo las mismas aficiones o planes. Este tipo de rupturas suelen ser lentas y conllevan un proceso de aceptación que puede ser diferente para cada parte.

    Puede que se rompan tras una pelea o una traición. Que sintamos que esa confianza que hemos depositado en esa persona se ha visto traicionada y todo ese apoyo emocional que teníamos se pierde.

    En otras ocasiones cambiamos nosotros/as y trabajamos en nuestros propios problemas o dificultades emocionales y tenemos que aceptar que ciertas relaciones son tóxicas o nocivas para nuestra rutina, que no encajan en nuestro ahora y que debemos dejarlas marchar o sacarlas de nuestra vida

    Como en el caso de las rupturas de una relación de pareja, las causas son tan diversas como las relaciones de cada uno y cada una.

    ¿Qué hacer cuando se rompe una amistad?

    El final de una amistad, seamos los agentes activos o no de esta decisión, implica pasar por una pérdida, por un duelo.

    Las relaciones afectivas dejan una huella que ante la pérdida puede sentirse como una sombra que nos acompaña.

    La culpa te va a estancar.

    Repasar cada detalle pasado, discusión o intentar averiguar qué ocurrió para llegar a ese punto, tiene poco valor si la amistad ya se ha terminado. Habrá cosas, como hemos comentado antes, que podamos analizar y que nos sirvan para el futuro, pero habrá otras que tengamos que asumir, que no siempre compartiremos o entenderemos.

    Válida tu pérdida

    Permítete sentir esta pérdida y válida tus emociones en este proceso. Perder un amigo o amiga es algo muy doloroso y en función del momento en el que estemos, nuestra etapa vital, puede serlo tanto como una ruptura sentimental.

    Busca apoyo en tu red social

    Es evidente que el dolor que nos generan las pérdidas consumen mucha de nuestra energía y afectan a nuestro estado emocional, pudiendo alejarnos del mundo. Es importante buscar el apoyo de tus familiares y la gente que te rodea.

    Estamos acostumbrados a normalizar este tipo de situaciones en el amor, pero restarle importancia cuando ocurren en otro tipo de vínculos. Aunque habrá momentos de soledad que tengamos que pasar y muchas emociones y cambios que digerir, tenemos que continuar con nuestra vida, cuidar el resto de nuestros vínculos y permitirnos generar y experimentar nuevas experiencias, objetivos y propósitos junto a los/a nuestros.

    “Las relaciones sociales son esenciales para que este proceso vaya por el buen camino, ya que realizan una función muy importante de ocio, nuevas rutinas, desconexión y apoyo emocional.”

    Puedes leer más en nuestro artículo sobre el proceso de ruptura.

    Pide ayuda

    Las rupturas nunca son fáciles, sean de una forma u otra. En el caso de las amistades es además un proceso poco visibilizado y comprendido a nivel social, lo que puede generarnos mayores sentimientos de soledad e incomprensión ante estos sucesos.

    Cuando se termina una relación de amistad debemos redefinir muchos aspectos de nuestra vida. Debemos enfrentarnos al futuro sin un apoyo que dábamos por hecho que estaría para siempre, que ni siquiera nos cuestionamos como algo que pudiera acabarse.

    Los profesionales de la psicología pueden ayudarnos a poner en marcha estrategias y desarrollar herramientas concretas que se adapten a nuestra circunstancia. Puede que tengamos que continuar viendo a esa persona en nuestro día a día, que sea una separación progresiva, que nos hayamos estancado en el proceso de duelo….

    Tu bienestar y satisfacción son nuestra mayor recompensa:

      "La puntualidad y la facilidad de horario. Desde el primer momento hubo buena sintonía y sentí que me entendía con ella."
      "Sólo tengo palabras de agradecimiento, me ayudó en uno de los momentos más difíciles de mi vida y desde el primer momento supo ayudarme y calmar mi ansiedad. Ahora entiendo mejor mi cuerpo y se lo debo a ella, gracias Angharad."
      "Es una Psicóloga que le gusta mucho su trabajo, se nota en la forma que me está tratando, como escucha, como se preocupa he incluso los domingos contesta a mis dudas. Muy profesional."
    5 / 5 de 27 Opiniones
    Ver más opiniones
    • Reservas Albiach Psicologos

      Ahora es el momento

      Si has llegado hasta aquí, ahora ni lo dudes; da el primer paso y reserva ahora mismo tu cita.

      Es muy fácil, elige fecha y hora.RESERVA TU CITA
    • Dudas Albiach Psicologos

      No tengas dudas

      Si necesitas un psicólogo en Valencia pero te surgen dudas importantes, no dudes en consultarnos estaremos encantados de atenderte.

      962 14 24 65 Escribir mailCONSULTA DUDAS
    • Localización Albiach Psicologos

      Te esperamos

      Te esperamos en nuestro centro de psicología en Valencia capital.

      Calle Padre Tomás de Montañana 22, 1-F, Valencia 46023

      (Parking público Gratuito justo enfrente)
      Ver mapa
    Socios de Albiachpsicologia

    Albiach psicólogos. Centro para el tratamiento de problemas psicológicos en Valencia.
    Centro Autonímico Nº 20304
    Aviso legal - Condiciones de privacidad - Cookies
    Produce ilatina