Psicoterapia Adultos -

Autoestima: Qué es y claves para mejorarla en Valencia

Autoestima: Qué es y claves para mejorarla

Muchas personas sienten que tienen una baja autoestima, una percepción negativa sobre ellos mismos que puede llegar a limitar sus vidas en muchas facetas. 

Los problemas de autoestima están relacionados con otros problemas y sintomatologías que pueden provocar ansiedad, estrés, afectar a nuestra salud emocional, convertirnos en personas poco asertivas, no valorarnos y limitar nuestro potencial, entre otras cosas. 

¿Qué es la autoestima?

¿Quererse a uno mismo? ¿Valorarse? ¿Confiar en ti? ¿Aceptar tu aspecto físico? 

A todos se nos viene a la cabeza una situación incómoda en la que hayamos sentido malestar con nosotros mismos. Muchas veces estas situaciones se dan por las interpretaciones que damos a lo que ocurre a nuestro alrededor, por las capacidades que nos atribuimos o la falta de ellas, por la valoración que damos de nuestros cuerpos. 
Y es que la autoestima y la seguridad o inseguridad son conceptos que suelen ir de la mano. 

Es una pregunta que abarca un abanico muy grande de respuestas, lo que esta claro es que es un constructo amplio y que influye en nuestras experiencias vitales. 

Podemos describirla como un conjunto de creencias, de valoraciones y percepciones que a través de nuestros pensamientos crean una imagen de nosotros mismos, basada en la experiencia.

Son ideas que interiorizamos y que poco a poco se van quedando para acompañarnos y potenciar nuestras acciones o limitarlas. La autoestima tiene una carga emocional muy fuerte e influye en cómo nos sentimos con nosotros mismos y en las cosas que nos permitimos hacer. 

La autoestima es una variables psicológica esencial para nuestra salud y cumple un papel clave para tener una relación positiva con nuestro entorno, pero a veces es posible que se vea afectada por diferentes variables. 

Dada esta descripción deberíamos considerar que la autoestima es algo bueno y simplemente hay personas que pueden tenerla más baja, pero eso no significa que sea mala. El lenguaje, la forma en la que nos hablamos y en la que pensamos es esencial para empezar a marcar la diferencia y una de las grandes claves para trabajar en nuestro bienestar emocional. 

Señales que pueden llevarnos a una autoestima baja

  • Inseguridad.
  • Tendencia a compararse.
  • Sentimos incomodidad ante los elogios o valoraciones positivas (sobre nuestras habilidades, trabajo realizado o nuestro aspecto). 
  • No valorar nuestros logros: los minimizamos y menospreciamos. 
  • Poca asertividad.
  • No expresar nuestros gustos u opinione: nos cuesta ser asertivos. 
  • Sentimiento de inferioridad. 
  • Culpa descontextualizada. 
  • Sentimiento de evaluación constante por parte de los demás. 
  • Juzgar mi aspecto físico de forma mayoritariamente negativa. 

Entre otras muchas características. Como verás la autoestima baja no es algo que afecte solo al aspecto físico, aunque es una de las formas en la que puede expresarse. La autoestima baja nos limita e impide que veamos nuestras mejores habilidades y que aceptemos nuestros límites, como algo completamente normal. Impide que perdonemos los fallos y con ello que aprendamos de ellos, y también que llevemos a cabo ciertos comportamientos o actos que nos gustarían. 

Claves para trabajar la autoestima

Muchas veces se piensa que a la autoestima o la tienes o no, que es algo rígido que algunas personas dominan y otras no pueden hacer nada para mejorarlo.

Todas las personas debemos enfrentarnos a pequeñas dificultades con nuestra autoestima, porque habrá ocasiones que pueda verse dañada. Por eso, es importante saber cómo alimentarla y mantenerla “en forma”, para poder hacer frente mejor a esas situaciones que puedan perjudicarla. 

Metas realistas

En varias ocasiones hemos hablado de la importancia de establecer metas realistas para nuestro bienestar emocional. Si intentamos alcanzar logros que se escapan de nuestras posibilidades podemos llegar a sentirnos muy mal y valorar que es nuestra culpa. A veces, no depende de nuestras ganas, habilidades o capacidades, simplemente la vida puede tener unas barreras que no podemos controlar. 

Es esencial saber de qué medios disponemos y a dónde queremos llegar antes de ir marcándonos objetivos. 

Por supuesto, ligado a esto, debemos trabajar en saber aceptar los errores como una forma de aprendizaje. Es evidente que a nadie le gusta equivocarse o fallar en algo, pero hay que manejar esa frustración y aprender que no vamos a poder con todo en esta vida y que eso es completamente normal. 

Valida tus opiniones y decisiones. 

Y el primer paso es mostrarlas. Esta es una de las difíciles, aprender a dejarnos el espacio de expresarnos, de decir lo que pensamos y lo que queremos. 

La asertividad es una de las grandes bases de la autoestima. Muchas veces no fracasamos, simplemente no nos damos la oportunidad ni de intentarlo, ni de poner nuestras apetencias sobre la mesa, nuestras necesidades y opiniones. 
De antemano las valoramos como negativas y pensamos que así van a valorarlas los demás y es ese miedo el que directamente limita nuestra experiencia. 

Cambia la forma en la que te hablas. 

Deja atrás los absolutos: los nunca, siempre, todo y nada. Lo útil es permitirte moverte en los grises en no darte un valor en función de un acto, de un resultado o de un fracaso. 

En valorarte teniendo en cuenta sólo ciertas características que no te definen por completo, porque las personas nos construimos en base a muchas cosas. No caigas en la trampa de valorarte de forma extrema sin permitir que los matices sean los que marquen la diferencia.
 
Por ejemplo: “He suspendido un exámen. No valgo para nada”. Conclusiones de este tipo nos llevan a ir poniendo una carga y una serie de etiquetas que además no son realistas. Suspender un exámen no define ninguna característica ni te convierte en nada, ya que solo es una muestra y lo importante es centrarse en qué podemos cambiar para que si algo no nos gusta o conviene lo podamos evitar. 

Tiempo

Y no, nos referimos a dejar que sea el tiempo el que mejore la situación por arte de magia. Nos referimos al espacio personal, a tiempo para ti, para tus hobbies y para tus seres queridos. No solo en momentos puntuales y bien planificados, también debe de haber un espacio en el día a día. 

Es esencial para nuestra salud emocional tener espacios propios y que nos recarguen las pilas, que nos ayuden con la motivación y a sobrellevar situaciones de estrés. 

Comparaciones

Las personas tenemos complejos y muchos de ellos tienen su origen en la imagen que creemos que los demás tienen de nosotros, en cómo deberíamos de ser y que van ligados por ejemplo  a ideales de belleza. Las redes sociales nos muestran realidades distorsionadas y la sociedad nos marca unos parámetros de comportamiento, de aspiraciones de vida y a nivel corporal que no cuadran con la diversidad tan maravillosa que implica que cada persona sea diferente. 

Pide ayuda

Trabajar la autoestima es un proceso constante al que debemos prestar atención y cuidar de seguido. El trabajo en terapia puede ser esencial para arrancar y para aprender a cuidar una parte tan importante de la vida, el amor, el amor más importante y que es la llave para muchas cosas: el propio. 

La ayuda psicológica puede darnos las herramientas y las técnicas para mejorar nuestra autoestima y mantenerla fuerte ante las adversidades que puedan venir. 

Aprender a priorizar nuestra propia persona es algo difícil, pero que una vez empiezas a valorar su importancia muchos factores de la vida mejoran con ello. 

 

 

 

Tu bienestar y satisfacción son nuestra mayor recompensa:

    "Sólo puedo darte las gracias, después de meses de trabajo hemos aprendido que hacer y sobretodo lo que no tenemos que hacer para volver a ser felices y tener una buena relación, muy recomendable."
    "Lo que más me ha gustado es la sensación de profesionalidad que desprende, el trato recibido y sobre todo que después de la terapia hemos aprendido mucho y nos está ayudando a volver a ser felices, gracias Angharad."
    "He salido muy contento con la terapia de Angharad, desde el primer día me ha ayudado mucho y ahora me toca a mí seguir con el trabajo realizado en consulta, 100% recomendable."
5 / 5 de 27 Opiniones
Ver más opiniones
  • Reservas Albiach Psicologos

    Ahora es el momento

    Si has llegado hasta aquí, ahora ni lo dudes; da el primer paso y reserva ahora mismo tu cita.

    Es muy fácil, elige fecha y hora.RESERVA TU CITA
  • Dudas Albiach Psicologos

    No tengas dudas

    Si necesitas un psicólogo en Valencia pero te surgen dudas importantes, no dudes en consultarnos estaremos encantados de atenderte.

    963 72 19 85 Escribir mailCONSULTA DUDAS
  • Localización Albiach Psicologos

    Te esperamos

    Te esperamos en nuestro centro de psicología en Valencia capital.

    Calle Padre Tomás de Montañana 22, 1-F, Valencia 46023

    (Parking público Gratuito justo enfrente)
    Ver mapa
Socios de Albiachpsicologia

2018 Albiach psicólogos. Centro para el tratamiento de problemas psicológicos en Valencia.
Centro Autonímico Nº 20304
Aviso legal - Condiciones de privacidad - Cookies
Diseño web: Ilatina