Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la usabilidad y seguridad de la página web y obtener datos estadísticos de la navegación de los usuarios. Si está de acuerdo pulse ACEPTAR o continúe navegando.

Más información en Política de Cookies.
Psicoterapia Adultos -

La Ansiedad: Síntomas y Consejos para superarla en Valencia

La Ansiedad: Síntomas y Consejos para superarla

¿Qué es la ansiedad?

A lo largo de nuestra vida todos hemos sentido ansiedad. En mayor o menor medida es un estado que todos experimentamos y al que nos enfrentamos. Un examen, una entrevista de trabajo, un cambio de residencia, una situación de incertidumbre… Son hechos cotidianos en los que experimentamos ansiedad, aunque no siempre somos capaces de localizar el foco concreto que la provoca. 

La ansiedad es un estado de alerta que prepara a nuestro cuerpo para poner en marcha los mecanismos necesarios para salir de una situación que valoramos como posiblemente peligrosa. Cuando nos referimos a una situación peligrosa no solo estamos hablando de una situación de vida o muerte, nos referiremos también a situaciones cotidianas en las que están en peligro nuestros intereses vitales y se desarrolla en el contexto de presiones, demandas y estresores de la vida cotidiana.

El problema aparece cuando interpretamos situaciones neutras como peligrosas y se activa este sistema de alarma sin un motivo justificado hasta el punto de que se generaliza. En ese momento la ansiedad deja de ser adaptativa y se convierte en un problema que afecta a nuestra salud mental y emocional. 

Miedo y ansiedad 

A la hora de entender la ansiedad, y el proceso por el que se produce, debemos de diferenciar estos dos conceptos que se confunden con facilidad en la experiencia ansiosa. 

El miedo es un estado neurofisiológico que se activa de forma automática ante un hecho que es peligroso o amenazante. Es como una alarma de nuestro organismo que nos avisa de que nos encontramos en una situación de peligro inminente para nuestra integridad física o psicológica.

La ansiedad, como hemos dicho antes, también se considera un sistema de alerta para el organismo, pero engloba factores conductuales, fisiológicos, afectivos y cognitivos que nos permiten anticiparnos a sucesos que podrían ser una amenaza porque los valoramos como imprevisibles y no podemos controlarlos.

Asi que basicamente, la principal diferencia entre el miedo y la ansiedad es la temporalidad. El miedo se experimenta y presenta ante estímulos que están ocurriendo en el presente, que sabemos distinguir y localizar. Es una percepción de peligro inminente. 

Es un proceso que se centra más en la anticipación de los sucesos, en lo que podría pasar en el futuro y describe un estado más duradero de lo que consideramos como amenazante en el que se incluyen diversos estados cognitivos como el miedo que es el eje central del proceso de ansiedad. Es un estado continuo. 

¿Qué síntomas tiene la ansiedad?

En la ansiedad intervienen factores fisiológicos, cognitivos, conductuales y afectivos que interfieren en la experiencia del sujeto. Estos cuatro sistemas funcionales están implicados en la respuesta adaptativa que se produce ante el peligro o amenaza que podamos experimentar. 

Respuestas a nivel fisiológico
Se producen de forma automática y se consideran respuestas defensiva que preparan al organismo para enfrentarse al peligro mediante la huida o lucha. 

Aumento del ritmo cardíaco, palpitaciones, dificultad para respirar, respiración acelerada; presión en el pecho, sensación de falta de aire, aturdimiento, mareo, sudores, escalofríos, náusea, dolor de estómago, diarrea; temblores, adormecimiento, músculos tensos, rigidez;  sequedad de boca.

Características conductuales
Hacen referencia a las respuestas de evitación y búsqueda de seguridad.

Evitación de las señales o situaciones de amenaza, huída, búsqueda de obtención de seguridad, inquietud, agitación, hiperventilación, quedarse paralizado,  dificultad para hablar.

Factores cognitivos
Analizan la información del ambiente y lo interpretan como un estado de ansiedad. 

Miedo a perder el control, a ser incapaz de afrontarlo, miedo a sufrir daño, miedo a que los demás nos evalúen de forma negativa, pensamientos, imágenes o recuerdos negativos, escasa concentración, estrechamiento de la atención, hipervigilancia, dificultad para memorizar, pérdida de objetividad.

Factores afectivos
Se derivan del proceso cognitivo y fisiológico conjunto construyendo la sensación subjetiva de la ansiedad. 

Nerviosismo, tensión, sentimientos de miedo y temor, inquietud, impaciencia, frustración.

¿Qué podemos hacer?

En muchas ocasiones normalizamos estos estados de ansiedad que nos impiden continuar con nuestras tareas diarias e interfieren en nuestras rutinas pensando que tenemos que ser capaces de superarlo nosotros mismos. Es cierto que la ansiedad es un proceso normal y que todos la experimentamos en alguna ocasión. Además, como hemos dicho antes, es un proceso adaptativo y que nos ayuda ante situaciones de peligro. 

El problema aparece cuando ésta se generaliza y se presenta ante cualquier acontecimiento o estímulo que experimentamos, sin implicar una amenaza real y plausible. 
Convertimos el problema en algo cotidiano y nos da la sensación de que no tiene fín, que está por todas partes, provocando un malestar persistente que afecta a nuestras relaciones personales, nuestras actividades laborales y en el resto de aspectos vitales. 

En este proceso el papel del psicólogo es esencial. La ansiedad es un sufrimiento que se está extendiendo en nuestra sociedad de una forma abismal. Muchas personas tienen la percepción de que deben ser fuertes y superar estas dificultades solos o con métodos que solo palian los síntomas momentáneamente sin solucionar el problema a largo plazo. 

No se trata de fortaleza, empeño o valentía, en muchas ocasiones lo que fallan son las herramientas que empleamos o cómo las empleamos y la información que tenemos del problema.

El primer paso para superarla es entender qué es, cómo funciona y cuál es el proceso por el que se produce. La terapia ayuda a las personas que la sufren dotándolas de técnicas que pueden emplear en su día a día para recuperar la sensación de control y mejorar su estado de ánimo, remitiendo así los síntomas ansiosos y pudiendo enfrentarse mejor a los estresores cotidianos. 

El objetivo principal de la psicoterapia no es que desaparezca la ansiedad, sino que consigamos perder el miedo a las sensaciones que provoca. De esta forma podremos enfrentarnos a ella y utilizarla como una ventaja para conocernos mejor y detectar momentos que pueden ser complicados en nuestras vidas. 

Consejos para afrontar mejor los momentos de ansiedad cotidianos

Modificar los pensamientos negativos
Los pensamientos negativos activan el sistema de alarma del organismo que nos prepara para enfrentarnos al peligro. Con la aparición persistente y recurrente de estos, lo que conseguimos es exponer constantemente  a estas sensaciones que se producen ante la amenaza al organismo, generando nuevos pensamientos basados en las sensaciones cada vez más exageradas que provocan pensamiento del tipo: “no puedo más”, “me va a dar un ataque al corazón”, “no voy a poder con todo”, “voy a fracasar”...

Conseguir cambiar estos pensamientos y frenarlos antes de entrar en el bucle es fundamental para superarla. 

Controlar la respiración
Las técnicas de respiración y relajación pueden ser un gran aliado y son una herramienta muy útil a la hora de enfrentarnos a nuestros miedos y a los estresores del día a día. 

No luchar para que desaparezca. Acepta la ansiedad 
Paradójicamente cuando intentamos luchar contra ella y frenar sus síntomas estamos provocando que aumente. Intentamos evitar las situaciones que nos producen el malestar ocasionado por la ansiedad, pero lo que conseguimos es mantener un estado de hipervigilancia y alerta que retroalimenta los síntomas.

Si aceptamos la ansiedad y no juzgamos el cuadro de síntomas como malos o peligrosos conseguiremos reducir la presión sobre ellos y será más fácil aceptarlos quitándoles la carga negativa. 

Hablar de tus sentimientos y emociones
No debemos sentir temor a parecer débiles cuando comunicamos nuestros sentimientos o nuestros miedos, el hecho de entenderlos y aceptarlos es el primer paso para poder superarlos. 

En muchas ocasiones podemos caer en el error de no comunicar lo que nos molesta o no ser capaces de decir que no a las personas de nuestro alrededor. Debemos practicar y trabajar la asertividad. 

Tenemos derecho a estar mal, a enfadarnos y a querer dedicarnos tiempo a nosotros mismo y no estar más por los demás que por uno mismo.

Dedicarnos tiempo a nosotros y nuestros intereses
Tener en cuenta nuestras aficiones y prestarles atención a lo largo de la semana puede ayudarnos en nuestra estabilidad emocional haciéndonos sentir mejor experimentando ese momento de desconexión. 

Hacer deporte 
El ejercicio físico mejora la tensión muscular y nos permite reducir el estado de activación de la ansiedad. Además influye en una mejora de la calidad del sueño, otra área esencial a la hora de cuidar nuestra salud mental. 

 

Si crees que estás sufriendo ansiedad, y quieres que te ayudemos a superarla, puedes contactar con nosotros y nuestro equipo de profesionales psicológicos te dará las pautas idóneas para conseguir afrontarla.

Puedes contactar con nosotros a través del siguiente formulario, visitando nuestra clínica o llamándonos al 963 72 19 85.

Tu bienestar y satisfacción son nuestra mayor recompensa:

    "Me ha sorprendido la capacidad resolutiva a los problemas planteados en mi pareja, ha sabido escuchar y rápidamente nos dio soluciones y pautas para no volver a los mismos errores y pasar pagina, gran profesional y mejor persona, gracias Angharad."
    "Me ha encantado el trato recibido y la solución a todos mis problemas planteados. Me ha dado herramientas para solucionar mis problemas de ansiedad y funciona. Muchas gracias Angharad. 100% recomendable."
    "Lo que más me ha gustado es la sensación de profesionalidad que desprende, el trato recibido y sobre todo que después de la terapia hemos aprendido mucho y nos está ayudando a volver a ser felices, gracias Angharad."
5 / 5 de 27 Opiniones
Ver más opiniones
  • Reservas Albiach Psicologos

    Ahora es el momento

    Si has llegado hasta aquí, ahora ni lo dudes; da el primer paso y reserva ahora mismo tu cita.

    Es muy fácil, elige fecha y hora.RESERVA TU CITA
  • Dudas Albiach Psicologos

    No tengas dudas

    Si necesitas un psicólogo en Valencia pero te surgen dudas importantes, no dudes en consultarnos estaremos encantados de atenderte.

    963 72 19 85 Escribir mailCONSULTA DUDAS
  • Localización Albiach Psicologos

    Te esperamos

    Te esperamos en nuestro centro de psicología en Valencia capital.

    Calle Padre Tomás de Montañana 22, 1-F, Valencia 46023

    (Parking público Gratuito justo enfrente)
    Ver mapa
Socios de Albiachpsicologia

2018 Albiach psicólogos. Centro para el tratamiento de problemas psicológicos en Valencia.
Centro Autonímico Nº 20304
Aviso legal - Condiciones de privacidad - Cookies
Diseño web: Ilatina