Psicoterapia Adultos -

Qué es la amaxofobia o el miedo a conducir. Claves para superarlo. en Valencia

Qué es la amaxofobia o el miedo a conducir. Claves para superarlo.

El miedo a conducir es algo habitual y que muchas personas experimentan en algún  momento de su vida. No en todos los casos supone un problema grave.  Algunas personas sienten temor al empezar a conducir las primeras veces y con el paso del  tiempo se habitúan y acostumbran. Además, debe de haber una necesidad de conducir para  que esto afecte a nuestra vida, si no lo necesitamos no tiene por qué afectar a nuestro día a día.  

Aun así puede haber personas que experimenten una gran ansiedad ante el hecho de tener que conducir un coche, llevándoles a sentir un gran malestar y que les repercuta en su vida  diaria. 

Cuando el problema se agrava a estos niveles estamos hablando de amaxofobia.  

¿Qué es la amaxofobia?

Lo primero y más importante es entender qué es una fobia: “Conjunto de emociones  negativas que se activan ante la presencia o ante la anticipación de un estímulo  determinado que nos produce ansiedad y miedo. Estas respuestas emocionales nos afectan  a nivel psicológico, emocional, conductual y físico. Es decir, no solo sentimos miedo,  también podemos llegar a tener sensaciones físicas comunes a los trastornos de ansiedad  como palpitaciones, sensación de ahogo, mareos o dolores corporales.” 

Puedes consultar un artículo detallado donde hablamos sobre las fobias y como afrontarlas.

Cuando hablamos de amaxofobia nos referimos a un temor a conducir incapacitante, que  puede llegar a generar muchas dificultades y limitaciones en la vida de las personas y que  genera mucha ansiedad y malestar emocional.  

Esta situación puede deberse a experiencias pasadas, pero también puede aparecer en  personas que conducen por primera vez y sin ningún acontecimiento traumático previo. Por ello, en las personas que experimentan este miedo a conducir pueden afectarles  situaciones que hayan experimentado ellos o ellas mismas, pero también ideas y  pensamientos que nos vienen dados por aprendizajes o por terceras personas.  

Esta dificultad puede llegar a limitar nuestra vida laboral, social y familiar, ya que impide que  podamos desplazarnos más allá de los horarios y disponibilidad de los transportes públicos  o depender de otras personas. Por ello, en nuestro entorno puede darse incomprensión,  burlas y repercutir en las relaciones personales.  

No todo se reduce a conducir o no conducir, hay personas que pueden llegar a coger el  coche, pero que el miedo les impida hacerlo en determinadas circunstancias como viajes de  largo trayecto, coger autopistas o autovías donde la velocidad es mayor o tener que hacerlo  en soledad.

Claves para superar el miedo a conducir

El miedo puede tener muchas formas de expresión que afectan a nuestra salud física y  emocional. Lo más común en la fobia a conducir es que aparezcan los siguientes factores:  

  • Tener una sensación de pérdida de control de la situación, incluso de nuestro propio  cuerpo y pueden aparecer temblores y sudoración.  
  • Los pensamientos sobre conducir nos generan ansiedad, incluso antes de coger el  coche o sin tener que cogerlo. El simple hecho de imaginarnos conduciendo ya  genera alteración y malestar.  
  • Buscamos excusas para no conducir hasta el punto de llegar a mentirnos a nosotros  mismos y los demás. Queremos evitar a toda costa esta acción, así que siempre  encontramos alguna razón. Esto puede llevarnos a discusiones en nuestro entorno y  a limitaciones en el trabajo.  
  • Pueden aparecer pensamientos catastrofistas que nos adelanten a situaciones que  no han pasado y que imaginamos de forma negativa o mala.  

Otros síntomas físicos y psicológicos usuales pueden ser:  

  • Taquicardia y dolor en el pecho. 
  • Tristeza. 
  • Náuseas y mareos. 
  • Sensación de falta de aire 
  • Temblores. 
  • Problemas gastrointestinales. 
  • Alteraciones del sueño.  

Como hemos comentado previamente, cuando este temor empieza a afectarnos en el  funcionamiento normal de nuestra vida puede tener consecuencias muy graves para  nuestro bienestar.  

¿Qué podemos hacer?

Lo primero es recordar que no es lo mismo un malestar por conducir o que no me guste mucho, que una fobia. Debemos distinguir si es un proceso temporal y determinado o si es  algo que se ancla en nuestra vida a lo largo del tiempo y qué pasa factura al desarrollo normal de nuestro día a día.  

Una cosa puede llevarnos a la otra, pero no siempre es algo progresivo porque su aparición  depende de muchos y diversos factores.

Pide ayuda profesional

Ante las fobias es muy común que pueda aparecer una incomprensión por parte del entorno. El miedo es una sensación subjetiva que llevada a otro contexto o a otra persona  puede verse como algo absurdo o injustificado, no obstante, es importante que entendamos que si  nos está pasando esto podemos trabajar en ello y no debemos sentir vergüenza, ni  sentirnos menos válidos. Todas las personas pueden experimentar miedo a algo en algún  momento de su vida y el tratamiento para las fobias es muy eficaz, sin embargo, debemos aceptar lo que nos ocurre

La clave está en saber identificar la magnitud de mi problema y en cada caso adaptar las estrategias de afrontación y la ayuda requerida. Puede ser puntual, leve, solo en algunas  ocasiones, generalizado, a raíz de algo, puede que necesite coger el coche todos los días,  puede que no…. Cada situación requerirá de un abordaje.  

La terapia psicológica puede darnos herramientas para entender el origen y causa de  nuestro miedo, trabajar en esos pensamientos intrusivos, darnos estrategias para afrontar la  ansiedad y combatirla y de esta manera poder ir exponiéndose progresivamente a conducir  dejando atrás el malestar.  

Es importante que todo este proceso esté guiado de la mano de un profesional de la salud que nos aporte un acompañamiento adecuado y seguro. 

 

 

 

 

 

Tu bienestar y satisfacción son nuestra mayor recompensa:

    "Me ha sorprendido la capacidad resolutiva a los problemas planteados en mi pareja, ha sabido escuchar y rápidamente nos dio soluciones y pautas para no volver a los mismos errores y pasar pagina, gran profesional y mejor persona, gracias Angharad."
    "Lo que más me ha gustado es la sensación de profesionalidad que desprende, el trato recibido y sobre todo que después de la terapia hemos aprendido mucho y nos está ayudando a volver a ser felices, gracias Angharad."
    "Con la ayuda de Angharad he superado con éxito uno de mis peores momentos de mi vida. Recién separada, sin ganas de vivir..... con su ayuda ahora veo la vida con ilusión y esperanza, gracias."
5 / 5 de 27 Opiniones
Ver más opiniones
  • Reservas Albiach Psicologos

    Ahora es el momento

    Si has llegado hasta aquí, ahora ni lo dudes; da el primer paso y reserva ahora mismo tu cita.

    Es muy fácil, elige fecha y hora.RESERVA TU CITA
  • Dudas Albiach Psicologos

    No tengas dudas

    Si necesitas un psicólogo en Valencia pero te surgen dudas importantes, no dudes en consultarnos estaremos encantados de atenderte.

    962 14 24 65 Escribir mailCONSULTA DUDAS
  • Localización Albiach Psicologos

    Te esperamos

    Te esperamos en nuestro centro de psicología en Valencia capital.

    Calle Padre Tomás de Montañana 22, 1-F, Valencia 46023

    (Parking público Gratuito justo enfrente)
    Ver mapa
Socios de Albiachpsicologia

Albiach psicólogos. Centro para el tratamiento de problemas psicológicos en Valencia.
Centro Autonímico Nº 20304
Aviso legal - Condiciones de privacidad - Cookies
Produce ilatina