Psicología Infantil -

Psicólogos para Niños en Valencia

Psicólogos para Niños

Al igual que las personas adultas los niños también sufren, en ocasiones, situaciones que se escapan de sus habilidades para sobrellevarlas. Las dificultades emocionales y/o los problemas psicológicos también debemos tenerlos en cuenta en las primeras etapas de la vida, ya que pueden tener un impacto directo en sus relaciones sociales, su bienestar emocional o su rendimiento en la escuela. 

Un abordaje adecuado de estas dificultades va a ser clave para el desarrollo adecuado de los más pequeños. Debemos tener en cuenta que suelen tener menos herramientas y recursos que les permitan afrontar los problemas y están aprendiendo y descubriendo cómo gestionar sus emociones. 

Si restamos importancia a estos problemas y no se trabajan de manera adecuada pueden tener consecuencias negativas en su vida adulta y pueden agravarse con el tiempo. 

¿En qué consiste la terapia infantil? 

La terapia infantil tiene objetivos muy similares a la terapia para adultos. Básicamente se caracteriza por utilizar estrategías, métodos y elementos diferentes aunque puedan perseguir fines similares. Los elementos que las diferencian tienen que ver con las formas, que en este caso puede centrarse mucho en el juego. Se plantea de una forma más vivencial, conectando con las experiencias del niño para adaptarla a lo que le está ocurriendo. 

Se basa en un conjunto de técnicas, que pueden ser diversas en función de la dificultad o problema que se  presente, para ayudarles a gestionar emociones y/o conductas y conseguir que se sientan mejor con ellos mismos, sus relaciones sociales, circunstancias concretas y con el contexto o entorno familiar. 

Es evidente que cuando vamos a contarle algo a un adulto no lo hacemos de la misma manera que si se lo contamos a un niño, pues en la terapia psicológica infantil ocurre lo mismo. Como hemos comentado antes, el juego es una pieza clave del funcionamiento de la terapia. A través de él se consigue una buena relación entre el niño y el psicólogo para poder entablar la comunicación. Aunque el juego pueda ser, en muchas ocasiones, el eje central no significa que la comunicación verbal no sea importante. Simplemente esta comunicación se adapta al lenguaje, la comprensión, el desarrollo y capacidad del niño.
De ahí la importancia de buscar un profesional adecuado

Otra de las características de este tipo de terapias es que implica a la familia y el contexto social del pequeño. Es esencial establecer un abordaje desde todos los vértices que influyen en la vida del niño, para poder analizar la situación y trabajar de forma conjunta, y así poder dotar a la familia de las actitudes y herramientas necesarias para ayudarles en casa y mejorar la comunicación. 

¿Terapia jugando?

Es posible que a algunas personas les sorprenda que los psicólgos para niños hablemos de terapia como un juego. 

El objetivo al emplear esta técnica es crear un entorno de confianza donde el niño se sienta cómodo y protegido, pero de manera estructurada por el terapeuta. Es decir, estos juegos permiten que el psicólogo, mientras lo guía, recoja la información sobre sus conductas ante determinados acontecimientos e indagar en pensamientos y emociones que esté experimentando. 

En este espacio el niño puede conectar con sus emociones y sentimientos, y permitimos que explore y descubra soluciones para las dificultades que afronta en su día a día sin ninguna amenaza o presión real.

Esto facilita la comunicación y la expresión del niño, pudiendo abordar los problemas, preocupaciones, emociones y pensamientos sin la necesidad de exponerlo directamente a una conversación o interrogatorio, ya que podría sentirse desbordado o amenazado. 

Algunas pistas 

Tenemos que entender que la ayuda psicológica no solo es necesaria en caso de padecer un trastorno o enfermedad grave. Todas las personas, incluidos los niños y los jóvenes, podemos pasar por etapas difíciles o que nos ocasionen malestar emocional.

Igual que ante los síntomas físicos ponemos remedio con medicamentos, reposo o consulta médica, sin que ellos impliquen una enfermedad grave; las problemáticas psicológicas que pueden presentarse en el día a día debemos prestarles atención. En el caso de los más pequeños la dificultad reside en que pueden no saber expresar este malestar y de esta manera les cueste pedir ayuda. La familia y el entorno del pequeño cumple aquí también un papel esencial en esa detección temprana.

¿Qué problemas pueden tratar?

Algunos ejemplos sobre en qué pueden ayudarnos los psicólogos para niños: 

  • Miedos o fobias
  • Problemas de autoestima
  • Traumas 
  • Trastornos de aprendizaje
  • TDAH
  • Trastorno de conducta
  • Dificultad en su habilidades sociales
  • Problemas en su comportamiento
  • Dificultad en la gestión emocional 
  • Malestar continuado o estado de ánimo bajo
  • Problemas en el contexto familiar

Es importante también entender que, cuando hablamos de síntomas que pueden ser claves para detectar cuándo sería adecuado consultar con un profesional de la salud mental para nuestros hijos, no implica que debamos alarmarnos porque identifiquemos alguno. Lo importante es abordar cuanto antes este tipo de situaciones que pueden afectar a sus vidas. 

También debemos entender que estas “alarmas” se basan en comportamientos que de por sí pueden tener los niños. No hablamos de algo que se produzca en un momento puntual o acorde a su edad, hablamos de que aparezca de manera reiterada, que no concuerde con su desarrollo evolutivo y que genere malestar e implique un interferencia en la vida del pequeño y/o su contexto. 

Algunos de ellos pueden ser: 

  • Problemas de atención. 
  • Dificultades en la lectura o expresión del lenguaje.  (por ejemplo, retrasos en el habla).
  • Problemas de conducta: enfados, conductas agresivas, ira, dificultad para obedecer...
  • Problemas durante el sueño: Insomnio, despertares nocturnos frecuentes, pesadillas o terrores nocturnos. 
  • Hacerse pis en la cama en edades avanzadas. 
  • Hiperactividad.
  • Impulsividad.
  • Cambios o dificultades en el rendimiento escolar.
  • Tristeza o bajo estado de ánimo continuo. 
  • Dificultades en las relaciones sociales.
  • Miedo intenso.
  • Conductas obsesivas

Beneficios

El diagnóstico y tratamiento temprano de los problemas psicológicos que puedan aparecer en la infancia es crucial. Si podemos abordar estas dificultades cuanto antes, podremos trabajar desde la infancia para que la vida adulta tenga las menos repercusiones posibles. 

La terapia infantil ayuda a que los más pequeños desarrollen las habilidades necesarias para afrontar el día a día en función de su situación, contexto y peculiaridades concretas. Mejorar las habilidades sociales, las relaciones con la familia y el entorno, afrontar los cambios, mejorar la autoestima, enfrentarse a los problemas, gestionar emociones… Todo esto acompañado de herramientas específicas que facilitan su bienestar emocional. 

Como hemos comentado antes, es muy relevante el papel que cumple la familia en esta terapia. Los padres, madres, abuelos, tutores o personas a cargo del pequeño necesitan desarrollar también estrategias para cuando se presenten estas dificultades en la convivencia con los niños y adquirir herramientas para poder abordarlas de forma comprensiva, adecuada a su edad y que mejore la comunicación. 

Por supuesto que no es sencilla la tarea de detectar estas situaciones e interpretarlas. Por eso, ante cualquier duda o situación de dificultad, consultar con un profesional de la salud mental nos permitirá analizar mejor las situaciones y saber identificar las que son relevantes para el desarrollo de los más pequeños. 

 

 

 

 

 

Tu bienestar y satisfacción son nuestra mayor recompensa:

    "Destacaría la facilidad con la que resuelve los conflictos y problemas que le llevas, el la segunda vez que me trata y todo fenomenal, 100% recomendable, gracias Angharad"
    "Mi experiencia personal fue excepcional. Desde el primer momento me dio pautas e hizo que me sintiese cómoda explicando lo que me sucedía. Sin duda ha sido una gran ayuda y le estoy agradecida por eso."
    "Estoy tenido problemas con mi hijo adolescente y Angharad me está ayudando mucho a controlarr su comportamiento ya que se nos estaba desviando, nos lo esta motivando y lo quería reflejar ya que no tenía esperanzas de poder controlarlo, nos ha enseñado el camino, gracias."
5 / 5 de 27 Opiniones
Ver más opiniones
  • Reservas Albiach Psicologos

    Ahora es el momento

    Si has llegado hasta aquí, ahora ni lo dudes; da el primer paso y reserva ahora mismo tu cita.

    Es muy fácil, elige fecha y hora.RESERVA TU CITA
  • Dudas Albiach Psicologos

    No tengas dudas

    Si necesitas un psicólogo en Valencia pero te surgen dudas importantes, no dudes en consultarnos estaremos encantados de atenderte.

    963 72 19 85 Escribir mailCONSULTA DUDAS
  • Localización Albiach Psicologos

    Te esperamos

    Te esperamos en nuestro centro de psicología en Valencia capital.

    Calle Padre Tomás de Montañana 22, 1-F, Valencia 46023

    (Parking público Gratuito justo enfrente)
    Ver mapa
Socios de Albiachpsicologia

2018 Albiach psicólogos. Centro para el tratamiento de problemas psicológicos en Valencia.
Centro Autonímico Nº 20304
Aviso legal - Condiciones de privacidad - Cookies
Diseño web: Ilatina