Psicoterapia Adultos -

Causas de los Problemas de Memoria y cómo afrontarlo en Valencia

Causas de los Problemas de Memoria y cómo afrontarlo

La memoria es una función cognitiva básica y esencial. Algunas personas pueden experimentar problemas de memoria en algún momento de sus vidas por diferentes casuísticas. Estos problemas pueden variar desde dificultades menores, como olvidos puntuales de cosas del día a día, hasta deficiencias más severas que afectan significativamente a todas las áreas de la vida.

La memoria es un proceso complejo y multifacético que juega un papel fundamental en la vida diaria y en la salud mental de las personas.

Hablemos de memoria

Hablar de memoria puede resultar abstracto. La memoria es un proceso cognitivo mediante el cual los individuos codifican, almacenan y recuperan información a lo largo del tiempo. Hablamos de diferentes funciones y procesos que permiten a las personas recordar datos, experiencias pasadas, conocimientos adquiridos, las habilidades que poseemos o estamos en proceso de desarrollar…

Podríamos afirmar que es una capacidad a nivel cognitivo esencial de absoluta relevancia para poder organizar nuestra vida, nuestras responsabilidades, nuestras relaciones personales, nuestras motivaciones y nuestros deseos. Es un tesoro y no solo por su valor emocional.

La memoria se compone de tres procesos clave:

  • Codificación: El inicio y creación del recuerdo. En esta parte del proceso la información se va transformando, traduciendo a un lenguaje interno para que pueda ser almacenada y procesada. La atención, nuestro estado emocional o lo relevante que consideremos la información del suceso acontecido afectan directamente a este punto.
  • Almacenamiento: Como su propio nombre indica, hablamos de ubicarla en un lugar al que podamos acceder para luego recuperarla, recordarla. Esto puede suceder a corto o a largo plazo. Es decir, quedarse más o menos tiempo con nosotros.
  • Recuperación: Este proceso implica acceder a la información, a la posibilidad, propiamente dicha, de recordarla. Evidentemente, para ello debemos haber podido llevar a cabo lo anteriormente citado.

Tipos de memorias y sus problemas adheridos

Seguro que habéis oído hablar de diferentes tipos de memorias, pero a veces es complicado distinguir algunos procesos o términos que dependen de matices.

  • La Memoria a Corto Plazo: Conocida también como memoria de trabajo, es la encargada de mantener una pequeña cantidad de información en la mente durante un breve periodo. Precisamente se llama también memoria de trabajo porque nos permite llevar a cabo acciones en las que necesitamos recordar datos inmediatos y que pueden ser temporales para continuar con una tarea. Algunos de los problemas relacionados con esta área son, por ejemplo, no recordar un nombre que acaban de decirnos o perder un objeto que teníamos en nuestras manos hace poco.
  • Memoria a Largo Plazo: La capacidad de almacenar la información en un periodo largo de tiempo y prolongado. Hablamos ya de lo que relacionamos más con los recuerdos propiamente dichos. Los problemas que pueden aparecer se relacionan con sucesos como: olvidar eventos importantes o tener problemas para realizar tareas que sabíamos antes y no logramos llevar a cabo de nuevo.

Los problemas de memoria pueden aparecer en un subtipo concreto o de manera combinada.

Causas de los Problemas de Memoria

Algunos sucesos pueden interferir en el aprendizaje y memorización a corto y largo plazo. Tener problemas de memoria no implica siempre una patología grave.

Debemos contextualizar muchas variables para poder hablar de una patología. Momentos de estrés o nuestro estado de ánimo puede interferir directamente en la codificación, almacenamiento y recuperación.

Igualmente, es importante que analicemos nuestra situación, o la de las personas de nuestro alrededor, para diagnosticar y lidiar con estas dificultades, sean más o menos graves.

La edad, el consumo de sustancias, la ansiedad o depresión son factores que debemos tener en cuenta en los problemas de memoria.

Envejecimiento

La memoria se deteriora a lo largo del tiempo. Envejecer implica que ciertas capacidades cognitivas, al igual que el aspecto o condición corporal, cambien y se vean alteradas.  A medida que envejecemos, las neuronas del cerebro pueden perder eficiencia, afectando nuestra capacidad para almacenar y recuperar información.

Estrés y Ansiedad

Fenómenos como el estrés, ansiedad o depresión afectan negativamente a nuestra memoria. Ya sea para más o menos tiempo, los acontecimientos negativos y estresores tienen una influencia directa en la memoria y en muchas otras áreas de nuestra salud mental, como puede ser la capacidad para concentrarnos también. 

Si además hablamos de un estado crónico de ansiedad, las consecuencias pueden ser mayores en tiempo y gravedad. 

Otros trastornos Neurológicos

Cuando hablamos de memoria, en seguida se nos viene a la cabeza enfermedades como Alzheimer, la demencia, el Parkinson y otros trastornos neurológicos que afectan directamente al deterioro de la memoria.  

Todas ellas tienen sintomatología relacionada con problemas de memoria y su temprana detección es esencial para una mayor eficacia de los posibles tratamientos. 

Factores Médicos

Otros problemas de salud como el hipotiroidismo, falta de vitamina B12 y el uso de ciertos medicamentos también afectan a la calidad de nuestra memoria. Por eso es esencial, siempre que se detecte una dificultad mantenida en el tiempo, consultar con un médico para descartar alguna patología física que pueda estar afectando a nuestra memoria. 

Estilo de vida

La falta de sueño, una alimentación poco saludable, el consumo excesivo de alcohol u algunas adicciones comportamentales afectan directamente a la calidad de nuestra memoria. Debemos prestar atención no solo al hecho en sí de “olvidarnos cosas” si no de qué está sucediendo a nuestro alrededor, en nuestra vida. No solo descartar un problema de salud física, también prestar atención a hábitos y a nuestro bienestar emocional.

Estrategias para Afrontar los Problemas de Memoria

Si hablamos de problemas de memoria derivados de una enfermedad grave, como hemos mencionado con anterioridad, debemos siempre acompañar el proceso de un seguimiento médico especializado.

Pese a ello, existen diversas estrategias para afrontar y mejorar los problemas de memoria que podemos llevar a cabo de forma más cotidiana que se relacionan más con la prevención y con la atención temprana de la sintomatología.

Vida Saludable

Si factores cotidianos como el sueño, la alimentación o posibles situaciones de estrés afectan a nuestra memoria, a nadie le extrañará que prestando atención a estos podemos mejorar nuestros problemas relacionados con el almacenamiento de información.

El ejercicio físico, una dieta saludable con alimentos específicos y una buena higiene del sueño pueden mejorar muchas sintomatologías leves, prevenirlas y ayudar con aquellas más graves.

Juegos y Ejercicios Mentales

A todos y a todas se nos viene a la cabeza el típico sudoku, pero es que potenciar actividades desafiantes para nuestro cerebro es beneficioso para la memoria de cualquier persona. 

Pueden ser de cualquier tipo, aunque en terapia pueden ofrecerte actividades concretas que trabajan hasta los tipos de memoria específicamente. 

Continuar aprendiendo nuevas habilidades y conocimientos puede también fortalecer las capacidades cognitivas y prevenir y mejorar los problemas de memoria ya activos. 

Organización y Rutinas

Actualizar la agenda, el uso de calendarios o recordatorios nos ayudan a manejar la organización de tareas pendientes y eventos importantes, reduciendo la carga sobre la memoria y el estrés asociado. 

Pide ayuda

Los problemas de memoria pueden ser una fuente significativa de preocupación, por ello la terapia psicológica siempre es una vía paralela a un diagnóstico médico necesario. 

Es fundamental entender las causas y poder desarrollar estrategias efectivas para afrontarlos en cualquier grado que sucedan. Además, factores como el estrés, la ansiedad, establecimientos de nuevas rutinas o ejercicios prácticos para entrenarla se trabajan directamente en terapia y ayudan significativamente la evolución de estos problemas. 

Tu bienestar y satisfacción son nuestra mayor recompensa:

    "Me encanta la forma q tiene de trabajar,con el cariño q te trata y lo mucho que me ayudado!! La volveria a elegir una y mil veces!!"
    "He salido muy contento con la terapia de Angharad, desde el primer día me ha ayudado mucho y ahora me toca a mí seguir con el trabajo realizado en consulta, 100% recomendable."
    "Sólo tengo palabras de agradecimiento, me ayudó en uno de los momentos más difíciles de mi vida y desde el primer momento supo ayudarme y calmar mi ansiedad. Ahora entiendo mejor mi cuerpo y se lo debo a ella, gracias Angharad."
5 / 5 de 27 Opiniones
Ver más opiniones
  • Reservas Albiach Psicologos

    Ahora es el momento

    Si has llegado hasta aquí, ahora ni lo dudes; da el primer paso y reserva ahora mismo tu cita.

    Es muy fácil, elige fecha y hora.RESERVA TU CITA
  • Dudas Albiach Psicologos

    No tengas dudas

    Si necesitas un psicólogo en Valencia pero te surgen dudas importantes, no dudes en consultarnos estaremos encantados de atenderte.

    962 14 24 65 Escribir mailCONSULTA DUDAS
  • Localización Albiach Psicologos

    Te esperamos

    Te esperamos en nuestro centro de psicología en Valencia capital.

    Calle Padre Tomás de Montañana 22, 1-F, Valencia 46023

    (Parking público Gratuito justo enfrente)
    Ver mapa
Socios de Albiachpsicologia

Albiach psicólogos. Centro para el tratamiento de problemas psicológicos en Valencia.
Centro Autonímico Nº 20304
Aviso legal - Condiciones de privacidad - Cookies
Produce ilatina