Psicoterapia Adultos -

Miedo a Viajar en Avión en Valencia

Miedo a Viajar en Avión

Nos acercamos a una época del año en la que el terror pasa a ser protagonista. Sacamos nuestros miedos de paseo, con disfraces y máscaras.

Aunque en esta época del año para muchas personas el miedo es una de las emociones más buscadas y populares a través de historias, películas, libros o experiencias, normalmente el miedo es una emoción que nos genera mucho malestar y sensación de descontrol e impotencia.

En esta ocasión vamos a hablar del miedo a viajar en avión.

Muchas personas experimentan este fenómeno. Imaginemos que tenemos que viajar por trabajo o para poder ver a nuestra familia y el único medio de transporte para llegar es el avión, pero sentimos un grandísimo temor a volar. Esto puede convertirse en nuestra peor pesadilla. Ya sea por una experiencia negativa del pasado o por temores asociados a accidentes o eventos traumáticos, puede llegar a ser algo limitante en nuestras vidas.

El miedo a viajar en avión

El miedo a volar se conoce como aerofobia. Se considera una fobia que produce una intensa sensación de miedo y malestar al verse dentro de un avión que está volando, ante el despegue o el aterrizaje. Incluso en muchos casos el simple hecho de imaginarse dentro del avión puede generar sensaciones de angustia y/o ansiedad.

Lo que ocurre es que ante la posibilidad de tener un accidente, aunque el avión sea uno de los medios de transporte más seguros, tenemos esa idea de que sería algo que conlleva mucho riesgo.

Pese a ello, debemos distinguir entre diferentes niveles o grados del miedo a volar. No todas las personas que tienen miedo a volar se considera que sufren de aerofobia. Algunas pueden incluso llegar a subirse a un avión, pero con consecuencias para su bienestar y estabilidad emocional.

Como ocurre en la mayoría de los miedos, hablaríamos de fobia si el temor y el pánico fueran tan intensos que la persona viera limitada el desarrollo de su vida normal, impidiéndole hacer algo que necesita o querría hacer. Aun así, cualquier malestar relacionado con este tema puede trabajarse, para que aunque seamos capaces de subirnos a un avión, no tengamos que sufrir sensaciones desagradables.

Así que, más que centrarnos en sí es el grado más grave o menos grave debemos centrarnos en sí nos genera un malestar significativo y perjudicial para nuestra vida.

Te recomendamos que también leas nuestro artículo sobre el tratamiento de las fobias.

Aunque no todo el mundo es capaz de explicar su miedo, el temor a volar suele relacionarse con.

  • La inseguridad ante la altura a la que vuela el avión.
  • Sobrevolar el agua o una zona oscura, ya sea por la hora o por la meteorología.
  • Los accidentes o catástrofes relacionadas con vuelos o aviones.
  • No entender el mecanismo que permite a los aviones volar, viéndolo como algo ilógico.
  • Sentir temor al no saber donde te encuentras exactamente, estar desubicado.
  • Que este temor pueda coexistir con otros miedos como los espacios cerrados o a las alturas.

¿Qué síntomas pueden tener?

La aerofobia y el temor a volar se relacionan con sintomatologías que afectan tanto a nivel físico como psicológico. Estos síntomas suelen venir acompañados de consecuencias en nuestra conducta.

  • Pensamientos catastrofistas sobre lo que ocurrirá cuando subamos a un avión o estemos en pleno vuelo: no solo relacionado con accidentes, también con la sensación de perder el control o tener un ataque de pánico.
  • Palpitaciones, sudoración, hiperventilación, presión o dolor en el pecho, alteraciones gastrointestinales, sensación de mareo o náuseas son algunas de las consecuencias a nivel físico que podemos tener.
  • Pensamientos y sensaciones relacionadas con querer huir de la situación y evitarla: sentirse en peligro inminente aunque no esté pasando nada anormal.
  • Ansiedad, angustia y malestar antes y durante el viaje.

Consecuencias en la vida de la persona

Con toda esta información podemos ver que el miedo a volar puede ser muy limitante en la vida de una persona.

Es cierto que lo habitual no es coger un avión todos los días, pero por distancia podemos vernos en situaciones que nos coarte la libertad ante una situación como un viaje de ocio, algún tema relacionado con la familia, trabajo u oportunidad de estudios..

Además, si pese al miedo realizamos el viaje y nos enfrentamos a ello las sensaciones pueden ser muy desagradables. No hablamos solo de la sintomatología que hemos citado anteriormente, también podemos sentirnos juzgados y avergonzados ante la posibilidad de  perder el control y tener conductas como gritar o pedir que nos dejen bajar del avión cuando ya hemos embarcado, sumándole mayor malestar a la ecuación.

¿Qué podemos hacer para ayudar a alguien que sufre este miedo?

Las consecuencias de este problema pasan factura también al entorno de la persona. Es importante que tengamos en cuenta ciertas cosas para no empeorar la situación.

  • No te enfades. Y esto sirve para todas las fobias. Algo que para ti puede ser una tontería o una cuestión de ponerse u obligarse a ello, para otra persona puede ser un mundo. Puede generar mucho sufrimiento y sentir una verdadera incapacidad para llevarlo a cabo, por mucho que a nosotros nos pueda parecer algo sencillo de afrontar.
  • Mantén siempre un tono y mensaje tranquilizador.  No dejes que el pánico de la otra persona se contagie en tu discurso.
  • Las distracciones o practicar técnicas de relajación pueden resultar útiles durante el viaje.
  • Anima a la persona a pedir ayuda ante su problema. Hazle ver que todos podemos tener miedo irracional a algo y que pedir ayuda es el primer paso para afrontarlo.

¿Cómo puede ayudarte la psicología?

El tratamiento de las fobias desde la psicología tiene resultados muy exitosos.

Ante una fobia el tratamiento más frecuente sería una exposición progresiva y controlada a ese miedo. El objetivo que persiguen este tipo de terapias es ir creando una desensibilización que nos permita enfrentarnos cada vez mejor a esa situación de temor extremo, trabajando nuestros pensamientos, emociones y conductas.

Pretende que dejemos de relacionar y asociar esta situación con el pánico y podamos ir progresando en ello.

La terapia puede ayudarte a que superes esas limitaciones que te impone el miedo, a poder viajar sin sentir ese malestar y angustia, aumentar la confianza, mejorar las herramientas y las técnicas de autocontrol ante situaciones de estrés y ansiedad.

Y recuerda tener miedo no es sinónimo de ser una persona cobarde o menos válida. Lo importante es que seamos capaces de darnos cuenta, pedir ayuda y afrontarlo para encontrar una solución que nos permita mejorar ese aspecto. 

Tu bienestar y satisfacción son nuestra mayor recompensa:

    "Deja hablar, te escucha para identificar claramente los problemas y aporta soluciones con claridad."
    "Es una profesional que te ofrece toda su atención y conocimientos, explicando claramente lo que te ocurre y ayudàndote en tu proceso de evolución, con toda su empatía y buen hacer. La recomiendo. Te ayudará seguro"
    "Me encanta como afronta y se prepara las sesiones, se nota que te trata una gran profesional que sabe lo que te dice y la manera como te lo dice, sales muchas ganas de seguir luchando, gracias."
5 / 5 de 27 Opiniones
Ver más opiniones
  • Reservas Albiach Psicologos

    Ahora es el momento

    Si has llegado hasta aquí, ahora ni lo dudes; da el primer paso y reserva ahora mismo tu cita.

    Es muy fácil, elige fecha y hora.RESERVA TU CITA
  • Dudas Albiach Psicologos

    No tengas dudas

    Si necesitas un psicólogo en Valencia pero te surgen dudas importantes, no dudes en consultarnos estaremos encantados de atenderte.

    962 14 24 65 Escribir mailCONSULTA DUDAS
  • Localización Albiach Psicologos

    Te esperamos

    Te esperamos en nuestro centro de psicología en Valencia capital.

    Calle Padre Tomás de Montañana 22, 1-F, Valencia 46023

    (Parking público Gratuito justo enfrente)
    Ver mapa
Socios de Albiachpsicologia

Albiach psicólogos. Centro para el tratamiento de problemas psicológicos en Valencia.
Centro Autonímico Nº 20304
Aviso legal - Condiciones de privacidad - Cookies
Produce ilatina